Una mano amiga y una comunidad que no responde

Por: Juan Sebastián Pico C. – Juan David Martínez Z.

Desde finales del 2013 Luz Stella Medellín se dedica a liderar, a partir de la Oficina de la mujer y equidad de género de la alcaldía de la ciudad, la Primera Mesa de la Comunidad LGBTI de Manizales, con la que se pretende brindar apoyo a una colectividad más que marginada y violentada por la sociedad y sus propios integrantes.
Aunque inicialmente el proyecto quiso integrarse a mesas de trabajo establecidas desde la Gobernación de Caldas, la inconformidad de Stella Medellín hacia sus políticas y metodologías la llevaron a orientar su proyecto por separado y emprender un vuelo propio.

Entrevistador (E): ¿Cómo ha sido la conformación de la mesa?
LSM (Luz Stella Medellín): Nosotros desde el año pasado iniciamos un acercamiento a la comunidad, una que es bastante difícil, teniendo como referencia que no hay datos sobre ella. Lo único que existe a nivel nacional es la mesa de emergencia, por lo demás, no existen políticas ni métodos a seguir. Este acercamiento llevó a un gran Desfile del Orgullo Gay, realizado en agosto del año pasado.
E: ¿Cómo fue el desfile y cómo lo acogió Manizales, siendo una ciudad tan conservadora?
LSM: Aunque muchos califican que fue un evento desorganizado, a mí me parece que fue muy lindo, hicimos que la comunidad pudiera salir a la luz de una manera respetuosa ante todo Manizales, y la ciudad reaccionó de la misma forma ante ellos. Para mí, todo eso es un paso muy importante.
E: ¿Cómo fue la preparación para el evento?
LSM: Para llevar a cabo el evento, convocamos a más de quinientas personas de la comunidad; además salieron más de cinco mil heterosexuales como espectadores. Debido a esto, iniciamos un diagnóstico para encontrar nuevas alternativas para proyectos de ley en pro de los miembros de la colectividad.
Para el evento se les dio una preparación a todas las participantes; un docente les dio clases de expresión corporal y se cuidó mucho la forma en la que iban a salir vestidas. Todo fue muy respetuoso, queríamos que se vieran lindas y no atrevidas.
E: ¿Cuántos miembros de la comunidad se han acercado al proyecto?
LSM: De los quinientos veintidós identificados, al menos unos doscientos cincuenta han empezado su proceso de entrada al proyecto, a partir de ahí, hemos hecho un proceso de caracterización.
E: ¿Cuáles son los caracteres que más se evidencian?
LSM: De todo. Incluso en la Calle de las Guapas cuando hicimos la caracterización a principios de año, convocamos a doce “mujeres”, entre ellas a Luisa Quintero; pero fuera de ella, ninguna está identificada por su nombre. Nos preocupa que en muchos de los colectivos que hemos encontrado y en los que ellas se han agrupado, como los Angels o Poker Parch, hay mucha menor de edad.
E: ¿En qué otros sitios de Manizales hubo la caracterización, además de la Calle de las Guapas?
LST: Principalmente hemos intervenido en esa calle de La Galería. El problema es que son muy recelosas, no tienen un compromiso real y son de difícil acceso. Por ejemplo, con Shaira, que es la líder de las chicas, hemos pactado tres citas y a ninguna ha asistido, siempre saca excusas. A pesar de todo, lo cierto es que la entrada a La Calle de las Guapas es un paso grande, teniendo en cuenta las circunstancias.
E: ¿Por qué el estado se muestra reacio a aceptar la nueva identidad de la comunidad ‘trans’? ¿Qué les impide aceptarlas como mujeres (u hombres dado el caso)?
LSM: Sí se les reconoce su nueva identidad, al menos en parte. Ellos [los ‘trans’] pueden cambiar su nombre en la cédula, más no su género… es por cuestión biológica. Dentro de la mesa hemos intentado acercarnos a ellos, para acompañarlos durante proceso, porque es un trámite costoso y no todos tienen los recursos para a ello.
No obstante, vuelve y juega, ellos no se animan a ser ellos mismos, por lo que no van a los procesos. De momento hay diecisiete ‘trans’ inscritas.
E: Tomando en cuenta lo anterior, ¿Cómo va el tema de la sexualidad y el bullying en las escuelas y colegios?
LSM: Estamos entrando en una mesa que trata ese tipo de asuntos. La idea es que en los manuales de convivencia de cada colegio queden constatados los derechos de la comunidad LGBTI, para que no se les vulneren y se promueva el respeto y la tolerancia.
E: ¿Habrá otra marcha por el orgullo gay este año?
LSM: Eso se hizo el año pasado como actividad de reconocimiento de la comunidad, no veo para qué repetir.
Hay cosas más importantes por hacer y yo pienso que con lo del año pasado fue suficiente, ya se mostró la parte artística y ahora sigue lo académico.
Hemos identificado que hay un serio problema de endofobia en la comunidad, ¡Es algo impresionante! Por ese motivo, lo ideal es iniciar foros, por ejemplo, con Ofelia Pastrana, una sobrina del ex presidente Pastrana y excelente conferencista transexual, que habla a la comunidad sobre cómo salir del closet y afrontarlo.
El próximo 7 de abril habrá un taller y en mayo haremos una fiesta de la mujer donde convocaremos a las mujeres… a todas las que se sientan mujeres. También, este año vamos hacer actividades académicas: abriremos ofertas de cursos con el SENA, cursos de peluquería y cosmetología; y daremos sin costo la educación básica y bachiller, porque hay muchos que no los han terminado y deben culminar estos procesos.
E: ¿Ante esta medida y ante la mesa de trabajo en general, cómo ha reaccionado el colectivo?
LSM: La semana pasado unos vinieron furiosos porque supieron que este año no iba a hacer el desfile. Y eso ya se hizo… ya visibilizamos a la comunidad, lo que ahora sigue es formar a esa comunidad para erradicar la endofobia.
Primero que nada debe existir una aceptación por parte de ellas mismas antes de pretender que todos los demás las acepten. En el desfile de hace un año por ejemplo, cuando les preguntaban de qué ciudad venían, no decían que eran de Manizales, optaban por mencionar ciudades como Cali, Pereira o Medellín por miedo a que las señalaran con mayor facilidad.
En general puedo decir que hay miembros que les ha gustado lo que hemos hecho aquí, pero hay otros que se quejan y no están de acuerdo con nuestro trabajo, y eso se da porque algunos solo buscan rumba y paseos, y eso no es así. Muchos no me quieren porque yo no acepto eso.
E: ¿Cómo ha reaccionado la gente ante esta campaña y sobre todo los homofóbicos?
LSM: Bueno, yo les pregunto por su familia, les pido que piensen si dentro de sus familias no existe algún integrante que sea gay, aunque sea uno. Tras eso, inmediatamente tragan saliva…
En apariencia la comunidad es pequeña, pero yo creería que aquí en Manizales, de los 400 mil habitantes, por lo menos el 30% podría ser de la colectividad. Muchos dirán que no, pegarán el grito en el cielo, pero lo que pasa es que no los aceptan.
E: ¿Cómo ven los Secretarios del Despacho estas actividades?
LSM: Nosotros somos en el gabinete 32 secretarios de despacho, de estos 5 son de la comunidad pero solo uno se declara abiertamente. Los otros no se muestran por miedo, porque piensan que ya están muy viejos y ponen en riesgo su prestigio y cargo. Pero antes ellos deberían dar el ejemplo: Mostrar a la sociedad que los miembros de la comunidad LGTBI no solo son peluqueros o prostitutas, sino que también pueden alcanzar grandes e importantes cargos. Simplemente, los que estudian una carrera y son profesionales no se visibilizan.
E: ¿Qué piensa el alcalde del proyecto y su evolución?
LSM: Existe mucho tabú alrededor del tema. El mismo alcalde lo tenía, hasta que una vez se realizó una actividad en donde pudo presentársele a un representante de cada vertiente de la comunidad tal cuales eran, y él quedó muy contento tras conocerlas más y derribar esas preconcepciones equivocadas. Originalmente tenía una cita con ellos de 20 minutos y terminó haciendo una reunión de 2 horas. Planificó con ellos distintos proyectos. Al final él me dijo: ‘Stella, uno definitivamente tiene que acercarse a la gente para conocerla mejor y entender su mentalidad’.

Los sueños que se volaron

Por Ximena García

Los niños del municipio de Palestina Caldas son alegres, juguetones, soñadores e inteligentes, algunos estudian y otros por las cosas crueles y duras del destino trabajan. Este es el caso de Juan Alexis Ríos Castaño un joven que solo pudo culminar segundo de primaria porque el proyecto de Aeropuerto Internacional Café le quitó el sueño más grande que tenía, ser un ingeniero eléctrico.
“Ese muchacho era lo mas de pilo para las matemáticas, siempre sacaba las mejores notas y era muy destacado entre sus compañeros”, cuenta con un cierto desconsuelo Martha LucíaCastaño Ortega la madre de Juan Alexis. Esta mujer tenía todas las esperanzas puestas en su menor y tercer hijo, desde los cinco meses ella le veía al pequeño muchas cualidades y fortalezas académicas, pero todo cambio en la entrega de notas de noviembre del 2005, en ese entonces Juan Alexis tenía 8 años recién cumplidos.
“Todo iba normal, la profesora me llamo, me felicitó y me dijo que Alexis había ocupado el primer puesto del salón, cuando acabó la reunión nos dijo que la escuela la iban a tumbar por ese proyecto del aeropuerto”, recordó la señora Castaño Ortega.
Juan Alexis vive en la vereda La Manuela del municipio de Palestina Caldas con sus padres y hermanos, tiene 18 años de edad y recoge tomates para ayudar con los gastos de la casa y para ahorrar, pues su novia Verónica tiene cuatro meses de embarazo.
De ese sueño de ser ingeniero eléctrico hoy ya solo queda el recuerdo, todo se empezó a desvanecer en el 2005 cuando se tuvo que despedir de sus compañeros y profesores sin una fecha establecida para el próximo encuentro, él en medio de su inocencia ese día no estaba triste los rumores decían que les iban a construir una escuela mejor, más grande y con mejores pupitres.
Esto es solo uno de los tantos problemas sociales que ha ocasionado el proyecto del Aeropuerto Internacional del Café que contará con una pista de 1.400 metros de longitud, ofrecerá vuelos sin escala a Europa, Norte América, países vecinos y vuelos nacionales, es en la actualidad uno de los proyectos más ambiciosos del país.
Para la construcción del impetuoso aeropuerto que evidencia el poder del capitalismo se tuvieron que demoler barrios, parques, casas, escuelas, fantasías e ilusiones de más de 17 mil personas que habitan Palestina entre esos los de Juan Alexis pues la Escuela Ventiaderos se sumó a los bultos de escombros.
Todos los días Juan Alexis caminaba 10 minutos de La Manuela a Ventiaderos a recibir las clases, “Yo lo mandaba con la bendición de Dios, con los cuadernos y con un bolis y una cuca para el descanso, mi marido y yo nos íbamos a trabajar tranquilos porque sabíamos que el muchacho no se nos iba a ir por malos pasos porque estaba estudiando, además soñábamos con el día del grado” dijo la progenitora con la mirada ida como buscando a un perdido en el cielo.
Los ejecutivos de la iniciativa con sus trajes perfectamente puestos y con zapatos finamente lustrados, citaron en diciembre del 2005 a los padres de los estudiantes de la Escuelas Ventiaderos, Policarpa Salavarrieta, Jardín Social y Antonio Nariño a una reunión, allí con algo de prepotencia como si ellos y sus hijos no les importaran, les explicaron que para los primeros meses del 2006 iba a estar construida otra escuela igual o en mejor condición a las que iban a demoler, ellos como caldenses que se respetan creyeron en la palabra, esa palabra que por estos lados es sagrada y leal.
“Se llegó junio del 2006 y nada que aparecían o construían algo, Juan Alexis empezó a trabajar conmigo sembrando y recogiendo lo que estuviera en cosecha, yo prefería que él estuviera conmigo a que se quedara en la casa solo todo el día cogiendo malos vicios, así pasaron los meses y nada que decían nada de la escuela”, contó la madre con algo de desespero al recordar aquellos días donde jugaron con la ilusión de ver a su hijo triunfar.
Los niños que aprendían en la Escuela Ventiaderos quedaron deambulando, los que tenían las condiciones económicas para trasladarse a las veredas aledañas para ir a estudiar siguieron su camino académico y los menos favorecidos como Juan Alexis, les tocó aprender a trabajar y a sobrevivir dejando a un lado la gran meta de ser profesionales. Palestina vio desvanecer a futuros médicos, abogados, ingenieros, arquitectos, en fin, vio morir grandes sueños.
Al respecto el Director Técnico del proyecto Aeropuerto Internacional del Café, Wiliam Pérez Giraldo manifestó: “Las cuatro escuelas que se tumbaron para poder construir el aeropuerto se compensan completamente con la Escuela La Sagrada Familia que entregó Aéreo Café en Palestina en el 2010, esa decisión estuvo a cargo del gerente del momento Francisco Cruz Prada, el cual llegó a ese acuerdo con el alcalde de turno y las directivas de las escuelas. Se compensó con una sola sede las escuelas que se habían demolido, la cual recibe diariamente 1.200 estudiantes en dos turnos”.
En definitiva el proyecto olvidó a los niños de las veredas, segregó a los que no tenían transporte para ir a estudiar, los sacó de las listas de los afortunados colombianos que estudian y los incluyó en la estadística de un millón de niños que están por fuera del sistema educativo en el país.
Hoy 10 años después Juan Alexis solo desea que el hijo que está esperando pueda estudiar, ve en ese bebé que aún le falta varios meses para nacer una esperanza y una luz de cambio. No abandona el sueño de terminar el bachillerato y hasta le alcanza para soñar con la ingeniería, pero es consiente que el tiempo va en contra y que el trabajo y la responsabilidad no da espera.

Corrupción en la Isabela

Por Laura Orozco Quintero

 

Una calle sin pavimentar y con sus aceras llenas de escombros conducen al

omitido barrio La Isabela, ubicado en la carrera 3ra y 5ta con calle 15 del

municipio de Villamaría Caldas . En su entrada se ve claramente un cartel de

licencia de construcción, avanzamos y encontramos una colina ahora, la única

calle pavimentada con la que cuenta esta urbanización.

Para el año 2000 se presenta en dicho municipio la oportunidad de obtener

vivienda con un nuevo proyecto de urbanización. Apoyado en su gobierno por

el ex-alcalde Jairo Alberto Llano y la desaparecida asociación Promover cuyo

representante legal fue el líder del partido liberal Jorge Eliecer Restrepo.

De acuerdo a la licencia ambiental expedida por la Corporación Autónoma

Regional de Caldas, Resolución Nº 1441 del 28 de abril de 1997 la

urbanización contaría con las debidas normas de urbanismo como

alcantarillado, electricidad y vías. Autorizando a la Asociación Promover para la

debida construcción de viviendas de interés social.

Tras obtener el aval de la alcaldía, el 11 de diciembre de 2000 se anexa dicho

proyecto en el POT (Plan de Ordenamiento Territorial) del municipio. Así mismo

el 14 de diciembre de 2000 se solicita a la a la Oficina de Planeación Municipal

de Villamaría (Caldas), autorización para captar dineros y una licencia de

construcción y urbanización para 150 soluciones de vivienda, ubicadas en la

carrera 3 con calle 16, en los predios identificados con las fichas catastrales N°

01-01-001-0592-000 y 01-01-001-00591-00 .Dando respuesta y autorización el

16 de diciembre del mismo año. ( Anexo foto # 1 )

Se presenta acogida por parte de 117 familias de escasos recursos que

buscaban ser beneficiarias, en la que cada una debía pagar entre 3 millones

500 mil pesos y 5 millones de pesos dependiendo la ubicación del predio.

Para el 28 de octubre del año 2001 todos los lotes habían sido vendidos 112

lotes en 3 millones 500 mil pesos cada uno y 5 lotes en 5 millones cada uno,

para un total de 417 millones recaudados en la venta de lotes de dicha

Los que se creían serían los habitantes del barrio la Isabela ahora estaban por

las calles de Manizales y el municipio de Villamaría , participando de marchas y

presentado demandas debido a que la urbanización nunca se llevó a cabo.(

Hernán Osorio Arenas es uno de los afectados, en esa época se enteró del

proyecto a través del voz a voz que se generó en el municipio debido al bajo

precio de los lotes y la excelente ubicación. Arenas con el sueño de poder tener

una casa propia decide renunciar a la empresa TCC, donde laboro por más de

8 años para obtener algo de dinero por su liquidación. Gracias a ésta, adquiere

un lote por 3 millones 500 mil pesos.

“Siempre estábamos preguntando y buscando a las personas que nos habían

vendido pero siempre nos embolataban diciéndonos que si se iba a realizar que

tuviéramos paciencia pero nunca se dio nada”. Pasó el año 2001, 2002, 2003

hoy 15 años después, Osorio Arenas no pudo construir y mucho menos habitar

Después de indagar, en octubre del 2004 la comunidad se entera que el predio

estaba anexado en el POT como terreno de expansión, por lo cual no podía

tener obras de construcción. Al ver sus ilusiones perdidas, se conforma una

asamblea entre los mismos afectados, con el objetivo de interponer una acción

de grupo y las correspondientes demandas por estafa agravada y urbanización

ilegal en contra de la Asociación Promover, el alcalde del momento Jairo

Alberto Llano y el secretario de planeación quien dio el aval en planos, Luis

El proceso para los anteriores duro entre 4 y 5 años, el 20 de diciembre de

2007, la Fiscalía General de la Nación, profirió resolución de acusación a Jorge

Eliécer Restrepo Henao, María Maryory Duque Arias esposa de Restrepo

Henao, Luz Clemencia Torres Ruiz encargada de recibos y cancelación de

predios, Alberto López Osorio (Gerente del Acueducto de Villamaría) por

autorización para acueductos y Luis Fernando Marín Osorio (Secretario de

Planeación Municipal) como presuntos coautores de los delitos de estafa

agravada y urbanización ilegal, según los artículos 31 único parágrafo, 246,

247.3 y 267.1 y 318 del Código Penal.

Uno de los primeros obstáculos para la comunidad fue el asesinato de señor

Jorge Eliecer Restrepo el 6 de noviembre de 2008, en lo que se cree un ajuste

de cuentas entre ex-paramilitares del frente “cacique pipintá”.

Sumado a esto la asociación Promover no contaba con alguien responsable,

por lo cual la misma comunidad decide crear la ONG La Isabela y poder contar

con representación legal y poder obtener respuesta a las demandas.

Hoy la Asociación Promover registrada en la cámara de comercio de Manizales

con el nit Nº 810-002-05 ubicado en la calle 7 # 4 – 53 oficina 4 en nombre de

María Cecilia Gómez Marulanda, se encuentra inactiva desde el año 2003 y la

dirección de atención no existe.

Aunque seguían los procesos en contra el señor Luis Fernando Marín para el

año de 2008 precedió el gobierno de Alberto Llano, durante este gobierno se

interesó por resarcir el daño a la comunidad de la fallida urbanización la

Isabela. Marina Martínez Jiménez actual presidenta de la ONG La Isabela, fue

contactada por Marín para ofrecer su apoyo.

El apoyo brindado a la comunidad permitió que fueran devueltos los terrenos

para construcción a la ONG, por lo cual desde el año 2011 se encuentran

escriturados 75 predios. El señor Marín, pedía a cambio de la ayuda que

quitaran las demandas interpuestas a lo que la comunidad jamás accedió.

Entre la misma ONG debieron pagar profesionales en urbanismo y electricidad

por un costo de 16 millones, la licencia de construcción por 266 millones y los

distintos abogados. “Entre todos recogíamos de a 136 mil pesos para unir y

pagar cada profesional y licencia, además el hijo de un actual postulante a la

alcaldía nos dañó 800 metros de terreno incluido alcantarillado” afirma Marina

El hijo del actual postulante Gustavo Idárraga quien lleva 15 años en el consejo

de Villamaría, entro en la noche y rompió 800 metros de alcantarillado y terreno

por lo cual la comunidad de nuevo invirtió 47 millones en el arreglo de los

daños.(anexo fotos # 5, 6 y 7)

Tras recibir más de 10 amenazas la ONG instaura demanda en contra de Luis

Fernando Marín por daños y prejuicios. Martínez Jiménez no se explica cómo

esa demanda desapareció pero el implicado nunca tuvo un juicio. Tanto que el

mismo abogado de la organización decide retirarse del caso.

El expediente que se encuentra en el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de

Manizales, tras la muerte de Jorge Eliécer Restrepo Henao, profirió sentencia,

condenando a Luis Fernando Marín Osorio, Luz Clemencia Torres Ruiz, María

Maryory Duque Arias y Alberto López Osorio a la pena principal de 72 meses

de prisión y multa de 10 salarios mínimos legales mensuales vigentes y a la

accesoria de inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas

por un lapso igual a la privativa de la libertad, como coautores de las

conductas punibles de estafa agravada y urbanización ilegal.

El caso del ex-alcalde Jairo Alberto Llano se encuentra en el Juzgado Sexto

Penal Del Circuito de Manizales, en el cual se encuentran 2 cuadernillos donde

pesa más de una excusa por parte de Llano buscando aplazar el juicio. Llano

fue condenado por urbanización ilegal el 25 de enero de 2013, por lo cual

obtuvo detención domiciliaria debido a que se comprometió a consignar 39

millones de pesos, dinero que jamás llego a manos de la organización. En el

oficio Nº 2242 alude que en octubre 25 de 2013 le fue retirado el mecanismo

de vigilancia electrónica.

Los coautores lograron obtener prisión domiciliaria alegando que en el

momento de los hechos estaban en la condición de servidores públicos y

debían seguir los lineamientos.

En marzo de 2013 el Observatorio de Transparencia y Anticorrupción de

Colombia presentó un informe en el que se ubicaba al departamento de

Caldas como el segundo con más sanciones penales contra empleados

públicos por cada 100 mil habitantes. Señalando además que los alcaldes

colombianos son los funcionarios más sancionados en relación con la cantidad

de personas que ocupan este cargo. Seguido por concejales y los miembros

de la fuerza pública. La muestra abarca los fallos emitidos entre noviembre del

2011 y noviembre de 2012.

Además el estudio arrojó que el 37,5 % de las sanciones penales contra

servidores en Caldas fueron por peculado. Este es el delito en el que más

incurren los empleados del Estado y se entiende como el hurto, apropiación o

uso indebido de los bienes públicos.

Hoy el ex alcalde Jairo Alberto Llano esta con detención domiciliaria a la

espera del juicio acusado por nexos con grupos paramilitares de Caldas

durante su tiempo como alcalde. Llano es el cuarto alcalde de Caldas acusado

El departamento de Caldas es uno de los más azotados en corrupción por

parte de concejales, alcaldes y hasta un gobernador destituido, además de

estar implicados en distintos caso, por ejemplo el antecesor de Alberto Llano el

congresista Dixon Tapasco, condenado por parapolítica y es quien tiene

proceso por el asesinato del periodista Orlando Sierra . Son varios los

implicados por corrupción y de los cuales hay varios asesinatos a manos de

paramilitares buscando ajuste de cuentas

Hoy, la ONG la Isabela está a la espera de escriturar el último dueño, y se

planea disolver dicha organización debido a que ya sus pretensiones se han

resuelto, obtuvieron el terreno y pudieron escriturar sus lotes, el panorama del

barrio es un espacio con más de 5 casas en obra la negra, la única calle que

fue pavimentada se encuentra con grietas debido al material pesado que

constantemente se transita para la construcción de las nuevas viviendas. Tan

solo 10 de las 117 familias ocupan hoy el terreno la Isabela, los otros optaron

por perder la paciencia para poder construir y deciden vender los lotes.

Los habitantes de Villamaría están en una encrucijada puesto que todos los

precandidatos por la alcaldía liberales , conservadores y radicales están

divididos y en su historial aparece algún proceso con la justicia, y el reto está

en la confianza que los propios ciudadanos ponen en sus gobernadores.

Actualmente se encuentran escépticos y alertas frente a los nuevos planes de

vivienda de interés social .Hace aproximadamente 5 años se planteó un plan

de viviendas para damnificados de la ciudad de Manizales, en las cuales el

gobierno de villamaria beneficiaria a 80 familias con viviendas propias, el

proyecto tenia por nombre Urbanización Santa Ana que estaría ubicado en el

sector conocido como las granjas. De 80 casas que se tenían previsto se

construyeron 25 las cuales fueron habitadas por familias que podían adquirir a

través de compra por inmobiliarias.

Ahora la comunidad es reacia, desde el mes de enero y hasta el sol de hoy se

ha planteado un nuevo proyecto para damnificados de la ciudad de Manizales

una ciudadela de 65 apartamentos ubicados entre el barrio altos del portón y

el barrio nuevo horizontes carrera 9 con calle 10 de Villamaría , para lo cual la

junta de acción comunal de dichos barrios han acudido a un derecho de

petición, alegando porque las obras están destinadas para damnificados de la

ciudad de Manizales y no para los damnificados o familias de escasos

recursos que no cuentan con vivienda propia y que si pertenecen al municipio

de Villamaría donde serían construidas las obras.