Decisiones y consecuencias

Por Laura Orozco Quintero

Hoy por hoy se volvió común escuchar que gobernadores, alcaldes y hasta presidentes estén siendo investigados por casos de corrupción como peculado o asociados a parapolítica. Unos critican otros aprueban, se burlan, se quejan pero nadie hace nada todos siguen eligiendo sus gobernantes sin percatarse de su procedencia.

Lunes 20 de abril, son las 11 de la mañana sentado en un muro de cemento blanco ubicado en el nuevo parque del agua que adorna la ciudad de Manizales, me espera un hombre que ha lejana vista aparenta unos 60 años, viste chaqueta y zapatos de color negro, pantalón de dril color beige y una camiseta blanca con su estampado traduce hola bebé.

Me acerco y le pregunto – Buenas tardes, es usted Luis Fernando.

Me mira por dos segundo y me dice  – si claro usted debe ser la estudiante, cierto.

Me presento nuevamente, le cuento que estoy realizando un trabajo e inicia su relato.

Luis Fernando Muñoz Díaz nació en el municipio de Marquetalia  Caldas en la época en los liberales y conservadores se mataban por el color de su partido. Muñoz Días tiene 6 hijos, de los cuales 4 viven en el municipio de Villamaría.

“He vivido en el pueblito desde el año de 1995 cuando todavía existían las casas antiguas y a la gente le importaba la palabra y el respeto”

Para el año 2001 Fernando Muñoz decide adquirir un predio en el sonado barrio la Isabela  porque ya varios conocidos lo habían hecho y le planteaban grandes ilusiones.

Lo primero que me gusto era que estaba a la entrada de Villamaría entonces los hijos podían coger la buseta fácil, todo estaba cerca la escuela, las tiendas y estaba rodeado de naturaleza, quienes me convencieron fueron dos amigos que compraron y eran amigos del alcalde Llano, entonces me decían que todo iba viento en popa” afirma Muñoz.

Fernando, tenía un carro de dulces ubicado en la carrera 23 con calle 27 de la ciudad de Manizales, ese fue sustento durante más de 10 años , asegura que a diario el producto de la venta estaba entre 60 y 90 mil pesos , debido a que cerca de su ubicación existía una escuela para validar los estudios. Para el año de 1998 había podido comprar un Renault 9 que consiguió en compañía de un hermano. Ya en el año 2001 la presión de sus amigos y el afán de obtener un hogar para su vejez , decide vender su parte del Renault 9 por 14 millones para poder comprar un predio en la nueva urbanización y los restante cederlo a las obras del que sería su nuevo hogar.

“Mis hijos aun no trabajaban y todo lo de la casa lo llevaba yo, cuando empezamos mi esposa era la que iba a las reuniones de los que iban a construir, eso fue un casi casi un infierno”.

Muñoz decide comprar uno de los pocos lotes que costaba 5 millones de pesos pensando en que su familia era grande necesitaba uno de los lotes esquineros, afirma además que cada reunión que se hacía les daban charlas de  motivación vendiendo el predio como uno de los mejores del municipio que además estaría ubicado en una gran colina, logrando brindar a sus nuevos habitantes una hermosa vista de la ciudad de Manizales. Pasaron más de 6 años Muñoz y su familia aun pagan arrendo en el barrio la enea.

“Mi esposa se cansó de ir y escuchar promesas que nunca se vieron”, la misma comunidad pagaba sus abogados esperando que por lo menos uno de los implicados pagara cárcel” pero todos fueron cobijados  con medida de detención domiciliaria.

“Paso tanto tiempo que mi esposa hasta me dejo”. Al no poder asistir a las reuniones y cansado de promesas inconclusas Muñoz decide vender su lote por 27 millones de pesos.

Lo que más lo precipito a vender su lote fueron las amenazas de muerte recibidas. “Un domingo por  mañana apareció en la puerta una carta amenazándonos de muerte porque habíamos firmado la carta para demandar a Luis Fernando Marín y Jairo Alberto Llano” añade que la procedencia de dichas amenazas era de personas sin estudio pues ni siquiera su apellido lo escribieron como ortografía.

Muchos cedimos a vender ante esto preferíamos que otros cargaran con el problema. Asegura que quienes ahora viven allí no se apoderaron de los predios como se rumora, cada predio fue comprado más caro pero se dieron escrituras.

Después de la lucha en marchas, reuniones y demandas nunca se cumplió el sueño de un techo para la vejez .Fernando Muñoz afirma que el proyecto le dio mala racha perdió el carro y el dinero sobrante se esfumo, perdió a su esposa porque se cansó de tanta lora y sus hoy ni lo voltean a mirar y cerrando con broche de oro perdió gran parte de sus ganancias porque la alcaldía decidió ubicarlo en un cubículo de aluminio donde las ventas nunca volverán a ser iguales.

Sin embargo lo que sigue estando igual es la amnesia de sus habitantes que sigue eligiendo sus representantes por conveniencia o porque simplemente no saben por quién votar y eligen porque un amigo les conto que ese precandidato es bueno o así  afirma que lo hizo don Fernando Muñoz cuando marco la x en el tarjetón sobre el rostro de Jairo Alberto Llano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s