Brujería en Manizales

http://www.ivoox.com/audio-brujeria_md_4492184_wp_1.mp3″ Ir a descargar

Anuncios

El humo de tabaco

Por: Daniel Eduardo Osorio Díaz

Manizales una ciudad intermedia con una población aproximada de 430.000

habitantes,cuenta con lugares donde trabajan personas que leen las cartas, el

tabaco, cigarrillo, entre otras cosas, para saber a cerca del futuro. En gran parte

de estos leen el tabaco y trabajan con sahumerios y otros productos que le

pueden generar algún daño al cuerpo humano.

El uso excesivo de nicotina le hace daño al cuerpo en especial a los pulmones, el

tabaco tiene una gran cantidad de esta sustancia que además de ser cancerígena

es adictiva para el ser humano. Adicional a la nicotina, el tabaco también contiene

otros 19 químicos que le hacen daño el cuerpo de manera silenciosa, “causa

cáncer, sobre todo en el pulmón, la boca, la laringe, el esófago, la vejiga, el riñón,

el páncreas y el cuello uterino” según los estudios médicos realizados y publicados

en la pagina de Medlineplus.com.

Alfredo Martinez es una persona que se dedica a leer el tabaco en la ciudad de

Manizales, él lo hace desde su hogar ubicado en el sector del solferino, lo hace

desde que tenia 20 años “ lo hago desde que Salí del colegio luego de repetir dos

veces grado 11 y vagar un año”, expresó Alfredo. Él le aprendió a su mamáque

falleciió a causa de un cáncer. Desde hace 48 años, Martinez viene realizando

esta actividad y a diario se puede fumar entre 23 y 35 tabacos, “toda mi familia fue

tabaquera y tres de ellos se han muerto de cáncer debido al tabaco, yo no dejaré

de hacer esto ni aunque este postrado en una cama”, dijo Alfredo mientras se

fumaba un tabaco antes de atender las personas que lo visitan.

Alfredo tiene cuatro dientes de adelante prácticamente negros debido a la cantidad

de tabacos que fuma a diario y desde hace 5 años le detectaron un cáncer de

pulmón que día tras día alimenta con sus tabacos, “ya después de tener el mal

que más voy a hacer, seguir con mi trabajo hasta que mi Dios me tenga con vida”,

dijo mientras se limpiaba la nariz.

Como Alfredo hay muchas más personas en Manizales, la mayoría mujeres, una

de ellas es Gloria Obando, más conocida como doña Gloria por sus clientes, una

mujer de 52 años que durante mucho tiempo se ha dedicado a leer el tabaco a

personas que por algun motivo sienten curiosidad por este tema.

Gloria se puede fumar entre 35 y 40 tabacos diarios en los cuales encuentra

buenas, regulares y malas noticias para sus clientes, su mamá leía el tabaco y las

cartas antes de caer en una enfermedad complicada como lo es la artritis. Gloria

lleva 30 de sus 52 años de vida haciendo esta labor, va al médico cada dos meses

a control pero ella sabe que sus pulmones ya no dan más, porque están muy

afectados por el humo, según le dice el médico, además padece de un cáncer

que alimente todos los días con este trabajo. A pesar de esto ella sigue trabajando

todos los días sin descansar, “yo trabajo sin parar porque no hay medicamento

que me alivie. Tengo que hacerlo porque es el único ingreso económico que entra

Pero la única persona afectada por el tabaco no es ella, junto a ella trabaja una

persona más que es la encargada de arreglar lo que Gloria vaya a utilizar. Una de

las señoras que están en el lugar tose mucho debido al constante humo de los

tabacos, no va al médico por temor a que le digan algo que posiblemente ya

sospecha. Junto con doña Gloria fuman dos mujeres más, todo este humo afecta

críticamente al ayudante y a los integrantes de la casa, porque pese a que el

negocio sea en la terraza, la casa permanece con una espesa nube de humo.

En el barrio San Jorge encontramos una señora que trabaja con riegos, que los

recomienda a sus clientes para la buena suerte, la fortuna, el dinero, el amor etc.

Lo cuales se hacen con plantas medicinales y alcohol u otros tipos de sustancias.

Hay personas que dan fe de estos baños, pero no todos corren con la misma

suerte, como es el caso de Carolina Ríos, quien luego de asistir al lugar compró

las ramas donde la conocida “mona” de la galería, y preparó el agua para el baño

con mucha fe, tal cual como se lo dijo la señora, “ella me dijo que hirviera las

ramas en dos litros de agua y la dejara reposar y luego me bañara durante tres

días” dijo Ríos, pero luego del tercer día de realizar los baños le apareció una

mancha negra en la mitad de la espalda que ni los médicos ni la mujer que le

mando los baños saben a qué se debe dicha aparición.

Similar es el caso de Beatriz Ortiz, quien se quemó parte de su cuerpo al

realizarse un baño con alcohol, “yo seguí las indicaciones de la señora, cuando

me realicé el baño me aparecieron ampollas en las piernas y el estómago a causa

de una graves quemaduras que me produjo el alcohol”. En otros casos más

críticos se puede llegar a la muerte, como fue el caso de una mujer procedente de

Villamaría, quien en un lugar de estos la acostaron en una colchoneta con velas

alrededor de su cuerpo y murió quemada.

Así como hay personas que realizan todo este tipo de rituales con la intención de

ayudar, también hay otras que hacen rituales para hacer el mal, como hacerlas

sentir ansiedad por una persona que no desean o distintos tipos de maleficios; en

algunos casos llegándole a causar daños severos de salud o en casos extremos la

muerte. Natalia Arias fue una afectada por una bujería que le mandó a hacer su

ex-pareja sentimental, quien no quería verla con otra persona. “ Luego de haber

terminado con mi ex, al mes me empecé a enfermar, no dormía, bajé de peso,

vomitaba, tenía pesadillas, visitaba al médico y no me encontraban nada”, dijo

Natalia. Ella visitó el sacerdote de la Parroquia del Solferino, quien es muy

conocido en la ciudad por tener experiencia y gran conocimiento en estos temas,

quien descubrió que efectivamente el ex novio le había hecho lo que se conoce

como “aro de posesión” para que no estuviera con nadie más y desmejorara su

salud y su aspecto físico. Después de esto, Natalia se realizó unos baños y

oraciones recomendadas por este sacerdote y mejoró notablemente en su salud y

todo lo que había sido perjudicado.

“Todo este tipo de brujería no solo afecta a la persona implicada, sino también a la

familia y a personas cercanas, así no sean ellas a las que les desean hacer el

mal”, expresó el Padre Martin.

Muchas de las personas afectadas por estas prácticas se han acercado a

denunciar, pero la respuesta que reciben por parte de las autoridades es que no

pueden hacer nada al respecto, debido a que esto es un tema donde las personas

que asisten a estos lugares son responsables de las consecuencias.

El futuro en manos de Gloria

Por: Alejandra Castillo Hernández

Gloria Obando es una señora de 52 años muy reconocida en el barrio donde

habita, El Caribe, pero también por personas de diferentes barrios de la ciudad

que vienen a buscarla a su casa constantemente. La reconocen por el “don” como

dicen muchas personas que tiene, y por ese acierto que tiene a la hora de

predecirles el futuro y lo que sucede en sus vidas.

Se levanta a las seis de la mañana para comenzar su labor a las ocho, desde esa

hora las personas comienzan a ir para matar su curiosidad, son tantas las

personas que están a la espera que se le hace tarde para almorzar y pide que la

esperen mientras lo hace. Cada día espera que le vaya muy bien, pues con el

dinero que recoge sostiene económicamente a su madre quien sufre de artritis; su

trabajo termina aproximadamente a las diez de la noche.

Ella camina un poco despacio y aún más al subir las escaleras de su casa para

llegar a la pequeña terraza donde permanece casi todo el día y ejerce sus

prácticas, lectura del tabaco y naipe. Esta es una terraza cerrada con ventanas

cubiertas por plásticos negros ya un poco quemados de retener el humo y el olor

pues cuenta que sus vecinos se quejan, también hay unas bancas de madera para

la gente, muchos recipientes plásticos donde quienes fuman escupen

constantemente, un ladrillo donde Gloria apoya su pie enfermo e inflamado y velas

amarillas en el piso haciendo la forma de un muñeco.

Hay aproximadamente tres señoras que la acompañan casi todos los días, ya es

algo habitual en sus vidas, van a ayudarle, a fumar por gusto y a “chismosear”,

mientras Gloria está haciendo su trabajo ellas repiten que es muy buena en lo que

hace y que las personas siempre salen de allá sorprendidas por aquello que les

decía. Ellas se cubren el cabello con una toalla y se ponen ropa vieja para que no

les quede impregnado el olor, también al fumar usan unas placas protectoras en

los dientes para protegerlos y que no se les manche.

También siempre la acompaña su hermano, quien trabaja junto con ella, es muy

serio y no se le escucha casi su voz, es concentrado únicamente en lo que tiene

que hacer que consiste en fumar los tabacos de quienes van, pues no todas las

personas lo saben hacer y otras no están dispuestas o no les gusta.

Mientras sus amigas hablan Obando está concentrada en lo que hace y también

recibe llamadas por teléfono de personas que buscan su ayuda, consejos y ella les

dice que hacer. A las personas que están sentadas esperando su lectura ella les

dice: “no crucen las manos y muevan los dedos de las manos hacia las palmas

constantemente para que el tabaco les entre y yo les pueda decir todo”.

Un día en el lugar se encuentra Leidy Torres, una mujer joven que viene desde

Villa María, y está acostumbrada a ir donde Gloria , dice que ella le ha acertado

con todo y vale la pena pegarse el viaje; “al comienzo me daba miedo, pero ya

luego me acostumbré y vengo porque me hace falta el humo, además vieja que se

respete se ha hecho leer el tabaco o alguna cosita por ahí” expresa.

Doña esperanza es una de las amigas que la acompaña en el lugar

constantemente, es muy simpática y mientras gloria fuma ella en dos platos de

vidrio va separando los tabacos con miel, esencias y talco respectivamente para

dominar a la pareja y hacer que le de plata, de esta misma forma los manejan en

muchos lugares similares, “ las velas amarillas en forma de muñeco que hay en el

piso son para atraer a alguien, para que el amor llegué o si tiene pareja lo tenga

ahí y haga lo que usted quiera” dijo riéndose esperanza, este ya tiene un cobro

más alto porque es una quema, vale 30.000 pesos.

A medida de que van pasando las personas Obando va metiendo el dinero

recibido en un canguro negro que mantiene debajo de su silla, coge la plata con

satisfacción y sonriente dice “ahí voy” se nota que lo que hace es con esmero y

además es la única fuente de ingreso que tiene para mantenerse ella, su hermano

Así es su día a día, pero los martes la rutina cambia un poco; va a un rio que

queda cerca al barrio la cumbre en la mañana con algunos de sus clientes, la

mayoría mujeres. Allí les realiza baños y riegos con diferentes fines, como

limpiezas espirituales, para la suerte, el amor, el dinero, retirar energías negativas,

o lo que el cliente desee. Esto le genera más ingresos, pues cada uno puede valer

entre 50.000 y 100.000 pesos, que sus clientes fijos le pueden ir pagando a cuotas

también. En la tarde vuelve a su casa a seguir con el mismo ritmo de trabajo.

En semana le queda casi imposible salir, tiene que ser algo muy urgente como

una cita médica o algo que se le salga de las manos, de resto permanece en su

casa llena de clientes todo el tiempo. Los domingos descansa, pues se ha

encontrado según averiguaciones realizadas en diferentes de estos sitios que los

domingos son sagrados para descansar y dedicarlos a Dios. Así que los domingos

habitualmente Gloria sale a caminar por su casa, siempre acompañada debido a

su enfermedad en el pie derecho, le cuesta un poco caminar, pero lo necesita

según se lo han recomendado diferentes médicos.

Finalmente dice que cree en Dios, y su posición frente al tema es que no está

haciendo nada malo que sea de otras fuerzas extrañas, les dice siempre a sus

clientes que eso que dicen de que “es malo”, “es sal para las personas”, “es del

diablo” son mitos, que solo está haciendo lo que sabe hacer, es como un don que

tiene y no lo va a desaprovechar. Es algo bueno y si las personas tienen la

oportunidad de saber su futuro o lo que está pasando en sus vidas ¿por qué no lo

van a hacer?, si hay oportunidad de contrarrestar algo malo que está pasando,

desde parejas, suerte,trabajo,estudio,hasta madres que pueden controlar a sus

hijos ¿por qué no hacerlo?

La adivinación: Fuente de ingresos y estabilidad económica

Por: Laura Vanessa Cardona Idarraga

La adivinación se ha convertido para muchos en la forma de ganarse la vida y

conseguir dinero, aunque para algunos es charlatanería y fraude, otros muchos

creen ciegamente en esto y no tienen problema en invertir su dinero en estas

prácticas.

En Manizales, se encuentran hasta 4 negocios por barrio, en los estratos bajos,

como lo son el caribe, san Cayetano, solferino, Sinaí, Santa Ana de Villamaría

Fátima, entre otros. Podría pensarse que la cantidad de estos locales afecta el

ingreso debido a la gran competencia, pero sus dueños sostienen que cada uno

tiene su clientela y que es una buena cantidad.

Lo precios de estas técnicas varían dependiendo del lugar y del trabajo que se

requiera. El desciframiento del tabaco puede variar de precio, oscila entre los 1000

y los 4000 pesos. En algunos lugares el dueño tiene un ayudante, que se encarga

de fumar los tabacos de las personas que van a hacérselo leer pero que no fuman,

ellos se ganan 500 pesos por tabaco, quiere decir que el tabaco que se fuman por

los dueños del negocio tiene un costo 500 pesos más caro.

En un negocio pequeño de estos, el día puede dejar de 100 a 150 mil pesos, como

lo expresa Amparo Giraldo, “hay días que solo me caen trabajos de leer el tabaco,

esos no son tan buenos pero hay otros que me caen también quemas, lectura del

tarot…y yo por estos trabajos cobro 30 o 40 mil pesos, ahí la ganancia del día

puede ser de 200 mil o más”.

Por su parte, Gloria Obando, que tiene un negocio en el barrio el caribe, por cierto

muy reconocido, dice que puede llegar a ganar hasta 300 mil pesos diarios, aparte

de la comisión que a veces le dan los clientes a los que le hace trabajos

especiales, “una vez vino un señor de la policía que tenía problemas porque no lo

querían indemnizar y yo le hice un trabajo y le salió esa plata, entonces me dio

500 mil pesos de agradecimiento”.

En comparación con una tienda de barrio promedio, donde las entradas pueden

ser de 350 a 400 mil pesos diarios, las ganancias de un negocio de adivinación se

pueden considerar altas, si tenemos en cuenta que no es un trabajo considerado

como legal.

En general, estos lugares son visitados por una gran cantidad de personas,

quienes en algunos casos han separado cita con varios días de anticipación.

Al igual que lectura de tabaco, naipe y “quemas”, como estos expertos lo llaman,

hay lugares donde se practican otras técnicas como la angeología, por las que se

cobran generalmente de 20 a 25 mil pesos por persona, a esto agregándole que al

asistir estos lugares, se encuentran hasta 15 personas en la sala de espera,

quienes tardan más o menos una hora en ser atendidas y luego entran otros

clientes diferentes.

Carlos Arturo Ramírez practica la adivinación hace 5 años y tiene su negocio en el

barrio Santa Ana de Villamaría, sostiene que gracias a su trabajo ha sacado a su

sobrina adelante, y cuenta que es efectivo en cada trabajo que hace, “cuando

vienen personas a echarse un tabaco por la pareja, yo le aplico talco, miel de

abejas y esencias al tabaco, a eso se le llama un tabaco por dominio, para

desesperar al otro y hacerlo que venga, el tabaco normal yo lo cobro a 1500, pero

ya con estas cosas vale mil pesos más”.

En el barrio Fátima, uno de los negocios, de quien es dueña doña Yolanda –ella

misma exige que le llamen así- es conocido porque solamente se hace lectura del

cigarrillo, por lo que cobra 8 mil pesos. Esta señora, dice que diario pueden

visitarla aproximadamente 20 personas, ya que solo atiende de 2 a 7 de la noche,

mientras el esposo no está, y dice que con eso le es suficiente.

Otra forma en la que estas personas trabajan es telefónicamente, las personas las

llaman y les dicen qué es lo que necesitan, “a veces me llaman y me dicen

Amparito vea, écheme uno por mi marido, pero que lo desespere arto a ver si me

busca, me le echa miel para que sirva más, yo mañana le subo la plata, y

obviamente yo les digo que sí, de eso vivo”.

Para la fortuna, para el amor, para el trabajo, la suerte…para todo esto tienen

diferentes formas de trabajar en estos negocios; les untan a los tabacos clavos,

esencias, menta, y todos estos aderezos incrementan el precio.

En los barrios de estratos 4 en adelante no es común ver este tipo de negocios,

contrario a los estratos 1, 2 y 3.

Puede verse que la economía en estos lugares es buena, más si consideramos

que atienden de lunes a sábados, y algunos lo hacen toda la semana..

Las fuentes contactadas realizan también sesiones “privadas”, es allí donde

cierran el negocio y lo utilizan solo con la persona que los contratan, “esto no es

de todos los días, por esto yo cobro 100 mil o más, ojalá fuera todos los días, sería

muy rentable”, expresó Gloria.

Es difícil saber a ciencia cierta cuántos negocios de estos hay en la ciudad, porque

estos no necesitan ser registrados en la cámara de comercio, además, los dueños

no dicen en qué trabajan realmente cuando se realiza el censo por parte del

DANE, “yo nunca les digo a ellos la verdad cuando me preguntan en qué trabajo,

siempre les digo que vendo catálogos o que vendo ropa que traigo de Medellín,

nunca les digo que leo el tabaco, o que leo el naipe”, declara Amparo.

Es evidente la cantidad de dinero que se mueve en estos negocios, es una buena

fuente de economía para quienes trabajan en esto. El simple hecho de encontrar

una buena cantidad de negocios por barrios, da cuenta de los ingresos que

reciben a diario estas personas.