Grafito Quick

Anuncios

VFC – Rayando Manizales

Por Steven Vasco

“Como los bosques cambian las hojas en el transcurso de los años, y las primeras

caen, así se extinguen las palabras vetustas, y a la manera de los jóvenes, florecen

y están en boga las recién inventadas. Nosotros y nuestras obras nos debemos a la

muerte.”
Horacio- Epístola a los pisones

Una de las técnicas para trasmitir y congelar mensajes a través del tiempo ha sido el

dibujo, desde las cavernas hasta el último muro pintado ayer por un adolescente ha sido

la expresión de un grito de protesta y manifestación de amor.  En Manizales, la avenida

Santander, Milán, el puente Vizcalla, el túnel de San Jorge entre otros, han sido

intervenido por los trazos de una marca con fuerza colectiva conformada por 8 jóvenes

llamada VFC.

Juan Loaiza, “Apple”-villa, Gorge Giraldo-“Tonrra”, Valentina-“Delaccalle”, Julian-“Visor”,

“Diem”-Mateo, Fercho Meja y Sebastián Castillo son explosiones de libertad, guerreros

silenciosos; sus pinceles y brochas dan pie a una guerra sin muertos, sin sangre  pero con

mucho color;  la pintura siendo su estrategia han creado vida en sus trazos. Vandals Fast

Crew, Veloces fatigados carnívoros, Valijas feas condenad@s, Vacas Feas Culonas  o

fuerza, vida y calle, significan VFC ; ellos no tienen un nombre claro, su razón principal es

expresar los pensamientos de un colectivo, dar vida a muros grises teniendo la mejor

calidad.

Sebastián Castillo manifiesta que salir a rayar lo puede hacer cualquiera y por eso el

propósito principal  es pintar al gusto de los habitantes, los transeúntes y nosotros. Juan

Loaiza señala que hay jóvenes que tratan de construir una ciudad con cambios  positivos.

“Entender el arte urbano y el graffiti como corrientes artísticas con un valor que aporta al

fortalecimiento cultural”

Un día normal VFC llega al lugar con bocetos a discutir imágenes y aportar ideas.

 “Llevamos pinturas, baldes, trapos, agua, y demás cosas, cada uno de nosotros se

enfoca a realizar ciertos elementos, unos fondean, otros  tipografías, otros definición, cada

uno es importante para la producción de las piezas”. Expreso Juan Loaiza. No todos los

días pueden trabajar tranquilamente, Sebastián Castillo afirma que desde la primera vez

que salieron tuvieron conflictos.“Un día lluvioso desde el barrio estrella nos fuimos

rayando hasta Palermo, al pintar una pared en uno de los parques,  nos llegaron

 y desalojamos”. En un lugar prohibido los policías llegan con su actitud ruda,  pero hay

otros donde se pinta tranquilamente, “Aunque pasen cien mil policías, los espacios se han

ido ganando por hacer las cosas bien”.

Juan Loaiza manifiesta “El mayor problema al parecer es un tercero, por ejemplo la

señora conservadora que prefiere ver un muro lleno de moho antes que ver un dibujo bien

elaborado y con días de trabajo”. El  hecho de poder poner una huella personal en  las

calles genera en los que lo practican una identidad, un respiro y una sensación de libertad

y plenitud. “Hay ciertos lugares y contextos que nos mueven a realizar mensajes críticos”.

Luego de haber culminado la pintada VFC juntos  reúnen  dinero para algo de comer,

recogen sus patinetas y salen  a rodar algún parche.

Perspectiva de la ciudad sobre el graffiti

Juan Carlos Barco

Puede decirse que el graffiti tuvo sus primeras expresiones con las marcas que los cavernícolas dejaban en sus cuevas. Pero fue en el Imperio Romano donde con inscripciones espontáneas exponían sus inconformidades, sus opiniones y sentimientos. El termino graffiti viene del italiano graffiti, plural de graffito, que significa ‘marca o inscripción hecha rascando o rayando un muro`. Esta práctica se popularizó en las pandillas neoyorquinos en los años setenta donde se empezó a manejar estilos y formas distintas de plasmar sus ideas. 11034807_10153720663628902_656662609_o Manizales no es ajena a este fenómeno del graffiti, ya que en varias partes de la ciudad se pueden observar expresiones: desde rayones feos y sin contenido hasta obras de arte. En la ciudad hay una problemática con respecto a la legalidad del graffiti debido a la forma como los jóvenes se toman los lugares, pintando sin restricción ni autorización de nadie; lo que convierte a esta actividad en sinónimo de ilegalidad o vandalismo. La alcaldía de Manizales no tiene establecido la reglamentación necesaria para actuar en estos casos, como lo afirma el funcionario de publicidad exterior visual de la Alcaldía de Manizales, el Sr. Henry Castrillón “en la Constitución hay unos artículos que permiten a los Consejos de cada ciudad que, en el caso de publicidad, ellos sean los encargados de reglamentar y otorgar estos permisos”. En Manizales se han hecho festivales y proyectos para mejorar la perspectiva que se tiene sobre este arte urbano, pero es un proceso complicado como explica el Sr. Castrillón “Acá en Manizales se hizo un proyecto y ese proyecto se envió al Consejo y aun no lo han aprobado, lo único que se permite son los murales artísticos”. En la ciudad la única ley que hay sobre este tema es la Ordenanza 4 68 articulo 47 que dice – está prohibido sin la validación de los requisitos legales alterar la presentación o estética de los monumentos históricos e inmuebles de uso públicos o privados con escritos graffitis afiches pinturas o cualquier otro elemento que cambie su presentación original. En la ciudad de Manizales no es un delito grave el rayar o pintar en lugares públicos, como lo explica la Comandante del Cai del Parque Olaya Martha Cecilia Rojas “pintan murales donde hay estatuas representativas de la región, en lugares que no son acordes para esta situaciones, en el Código Nacional de Policía es un tema contravencional, por no tratarse de una zona establecida para este tipo de manifestaciones”. Si de pronto, un graffitero es sorprendido por la policía es remitido al Cai para realizar una reseña y un llamado de atención; si la persona es reincidente se le remite a la Secretaria de Medio Ambiente donde deberá responder por una multa; también se debe tener en cuenta el lugar donde se va a realizar el graffiti. El graffiti es un arte urbano que utilizan muchos jóvenes para expresar sus opiniones en lugares que pueden ser públicos o privados sin importar, donde la ciudadanía pueda admirarlo. Lo que identifica o caracteriza a un graffiti es que no se tenga un permiso de algCaptura de pantalla 2015-05-15 a la(s) 14.07.51una institución o una persona, ya que es algo contradictorio que para poder expresar una opinión personal se tenga que pedir aprobación para decir hablar o comunicar alguna idea personal. Los jóvenes son los principales interesados, pues es una forma de expresar muy dinámica que implica muchas habilidades artísticas; también hay que considerar que cada graffitero tiene un estilo donde se enfoca para mejorar sus ideas en el momento de plasmarlas. El graffitero Cristian Camilo Guayara dice “es muy chimba que todas las personas que pasen se enfoque en tu arte, siempre doy todo mi potencial artístico cuando estoy en las calles y intento dejar un mensaje productivo en todo lo que pinto”. En la ciudad de Manizales han hecho eventos relacionados con el graffiti intentando integrar a todos los jóvenes seguidores de este arte el cual ha sido una tarea complicada, ya que estas personas prefieren hacerlo clandestinamente sin el permiso o la validación de nadie. Juan Diego Cardenas, organizador de eventos, dice “la razón para realizar el festival no es la aceptación sino la legitimación por parte no solo del estado sino también de la ciudadanía, entonces se procede a pedir unos permisos con la alcaldía y con la Secretaria de Medio Ambiente para darle una legitimidad a lo que puede llegar a ser un arte urbano” es una labor difícil ya que es complicado integrar o complacer a los seguidores del graffiti y a los gobernantes debido a la forma como se aborda el graffiti por parte de los jóvenes y como es visto por parte del gobierno.  En Manizales y en muchos lugares del mundo se relaciona al graffiti como un acto vandálico de personas con malos hábitos, pero la realidad es que son jóvenes que estudian y tienen un conocimiento, en la mayoría de los casos, también hay que decir que hay personas que tienen una habilidad artística, como hay otras que solo quieren dejar su opinión pero sin ningún tipo de estética, simplemente su marca. Debido a esta situación es complejo cambiar la perspectiva del graffiti frente a la ciudadanía. Pero la conclusión que ha dejado esta investigación es que muchas de las personas entrevistadas estaban de acuerdo con el graffiti, siempre y cuando estuviera bien realizado con estudios previos que garanticen el impacto visual necesario y suficiente para mejorar de una u otra forma la ciudad. Como lo dice Juan Diego Cardenas organizador de eventos “La ciudad donde tú habitas donde tu vives es el reflejo de lo que tú eres, si solo son puras paredes blancas y solo calles grises, ¿entonces uno que es? Nada, solo paredes blancas sin expresión”.