Problemáticas en la educación colombiana

La situación que vive la educación actual en Colombia tiene muchas falencias, no se puede afirmar que es la peor de los últimos años en el país ya que se ha visto una constante evolución desde los años ochentas, el énfasis en la educación radica en la calidad, la cobertura y la eficiencia aunque por algún motivo hay contraposición en estos tres puntos ya que si uno aumenta los otros disminuyen.

Por definición la educación es un derecho universal, un deber del estado y de la sociedad, igualmente es un factor determinante y prioritario para el desarrollo económico del país y de la humanidad.

En el año 2015 por primera vez en décadas, el presupuesto para la educación llegó a 29,4 billones de pesos en Colombia que superó el presupuesto que se tiene para la defensa que cuenta con 28,1 billones de pesos; esto indica que hace mucho tiempo la prioridad del estado siempre ha sido subsidiar la guerra, mantener a los soldados y a policías y, el conflicto armado en Colombia, restando importancia a la educación pública del país y así mismo a la construcción de nuevos colegios y apoyo a las universidades.

“Prioridades sociales para el tiempo de paz”, es el nombre que se le otorgó al Presupuesto General de la Nación (PNG), cuyo objetivo es priorizar los sectores sociales que son determinantes para el proceso de paz que se está realizando en la Habana Cuba con el grupo guerrillero las FARC. Según el presidente Juan Manuel Santos el sector educativo es clave y fundamental en la sociedad y sobre todo en el posconflicto colombiano, que ayudará a la sociedad a mantener la paz, a la reinserción de los guerrilleros, la seguridad ciudadana y el desarrollo de los acuerdos de paz.

Los grandes beneficiados del presupuesto para la educación serán los programas de formación del Ministerio de Educación Nacional (MEN), como el nuevo Plan Nacional de Inglés llamado Colombia Very Well y Todos a Aprender que incluye capacitación a los docentes y a la infraestructura.

A pesar de los esfuerzos y el dinero invertido a la educación del país se sigue viendo un panorama desalentador, ya que se está lejos de abarcar a la totalidad de los jóvenes y niños colombianos para que tengan una educación básica de calidad, y esto se debe principalmente al conflicto armado, ya que el 30% de los niños que viven en el campo desertan debido a que deben abandonar sus territorios. Otra de las causas es la poca educación que tienen los campesinos que manejan los recursos naturales del país, somos ricos en fauna y flora pero hay que enseñarles a los campesinos a cómo sacarles aún más provecho a sus tierras, y que no lo hagan las multinacionales por ellos.

Otra de las principales causas de la mala educación en Colombia no está ligada al aprendizaje sino a la enseñanza, el pasado 22 de Abril del año 2015 Fecode (Federación Colombiana de Educadores) anunció que sus 340.000 afiliados entrarían en paro, debido al incumplimiento por parte del estado a acuerdos anteriores y a la negación del nuevo pliego de peticiones, que entre una de tantas era garantizarle a los maestros el fortalecimiento de la enseñanza pública con un mayor nivel académico. El gobierno reclama que para poder cumplirle a los maestros de Fecode éstos tienen que garantizar una enseñanza de calidad que en la pasada medición del Ministerio de Educación no se vio reflejada, los profesores tienen 5 puntos de 10, lo que indica que su rendimiento y desempeño no es el mejor en las aulas de clase de los colegios públicos.

En una encuesta realizada en el año 2014 por una iniciativa del sector privado y académico de Manizales llamado, “Manizales como vamos” que pretendía tener la percepción ciudadana en varios aspectos, uno de ellos la educación pública y privada. Los datos arrojan que un 2% de niños con una edad entre 5 y 17 años no van a ninguna institución educativa, el 17% asiste a colegios privados y que el 81% pertenece a algún colegio público. En la encuesta también se vio reflejado que un 87% de los manizaleños encuestados está satisfecho con la educación, pero los indicadores del Ministerio de Educación indican todo lo contrario, ya que cifras como que 6 de cada 10 niños de instituciones públicas no alcanzaron el nivel satisfactorio en las pruebas Saber, mientras que el resultado en colegios privados fue 3 de cada 10 niños. Esto muestra la diferencia abismal de la educación.

El secretario de educación de Manizales, Fabio Hernando Arias Orozco afirma  que se busca mejorar la educación, principalmente en temas como la deserción escolar sobre todo en el año noveno motivando a los estudiantes, mediante una articulación que se está realizando en alianza con las universidades y colegios públicos de la ciudad.

Finalmente, aquí es donde entra una fusión de dos de las problemáticas más grandes que tiene el sistema educativo del país, la cobertura de la educación y la infraestructura.

Manizales es una ciudad universitaria, cuenta con dos universidades públicas y cinco de carácter privado, la Universidad Nacional Sede Manizales cuenta con la estructura más grande del país llamada Campus La Nubia en donde se dan diferentes clases de varios programas de pregrado.

Siendo la Universidad Nacional la mejor universidad del país (entre privadas y públicas) supone que debe tener las suficientes aulas de clase para suplir tanta demanda de educación, pero no es así. Alejandro Espitia Chica estudiante de administración de empresas en la Universidad Nacional expresa que no sabe cuál es el motivo por el cual ve con más de 50 personas una materia, siente hacinamiento, mucho calor. También se ve perjudicado el aprendizaje porque hay mucha gente y la demora para entregar parciales o trabajos es demasiada, ya que el docente debe revisarlos uno por uno.

El gobierno propuso aumentar en un 50% la cobertura pretendiendo que llegara a más personas la educación, pero lo que hicieron fue aumentar el número de estudiantes en las mismas aulas de siempre, sin contratar profesores nuevos ni construir aulas más grandes, haciendo que la calidad de la enseñanza baje porque son muchos estudiantes, muchas voces y mucho ruido.

Los principales afectados por la mala educación en Colombia son los mismos que están contribuyendo a comprometer al Estado, la familia y a la sociedad en darle al futuro de Colombia una educación con garantías, los jóvenes universitarios del país son quienes están tratando de tomar las riendas de la educación colombiana, para así en 10 años ser “el país más educado de Latinoamérica”.

 Diana Álvarez López